Leyes del Karma

Feliz 2017, #12Dias12Meses
Que mejor manera de empezar el año que tomando conciencia de las 12 leyes que rigen la realidad, que el Budismo nos explica con gran claridad.
Os propongo que los primeros 12 días del año, vivamos como si fueran los 12 meses. Aprovechando la energía de estos días para darle una señal clara al universo de lo que queremos en este año. Ademas utilicemos estas leyes para estar en síntonia.

1. La ley  de Causa-efecto, todo aquello que pones el Universo,
vuelve a ti

Si sonríes, te sonreirán, si quieres amor, se amoros@. El Universo es como un espejo que refleja lo que hay en ti. Pon tu energía, tus palabras, tus actos, tu intención en eso que quieres. Haz la prueba, sonríete en el espejo, o ponte triste, mírate ¿cómo te sientes? Sonríe a gente por la calle, se amable… ¿cómo reaccionan?
Dale la señal al Universo de aquello que quieres atraer, decora un panel de atracción con todo eso que quieres en tu vida y cárgalo con amor cada día. Cárgalo con ilusión, mira tus sueños en tu panel y dile al Universo, “esto es lo que quiero y  me lo merezco”.

2. Ley de Acción, co-crea

Se creador de tu realidad, participa de la vida, se el cambio que quieres ser en el mundo. Eres tú quien tiene que crear, no es suficiente solo desear, imaginar…

Actúa,  si este año quieres viajar, ponlo en tu panel de atracción y en estos 12 días vívelo, haz un viaje, aun que sea pequeño, cortito, al pueblo de al lado, pero vívelo como una aventura como el viaje soñado. Pon en tu panel todos los hermosos lugares a donde quieres ir. Si quieres romance, se romántica contigo, si quieres abundancia, se lo contigo. Utiliza el panel como un espejo que te recuerde cada día que es lo que quieres enviar al Gran Espejo del Universo, nútrelo todo el año con nuevos sueños y observa como se cumplen.

3. Ley de Humildad, sanación. No resistas, acepta

Acepta, todo lo que nos sucede es por algo, no rechaces las experiencias negativas, acéptalas con humildad. Es bueno hacer auto crítica para poder crecer, darnos cuenta de nuestros fallos nos permite poder seguir aprendiendo. Todo aquello que resistes, persiste.
Haz examen de conciencia, piensa en tu familia, amigos, ex, y  haz una revisión positiva y humilde de la situación. Que has hecho mal tú, que rechazas tú, que puedes aprender y mejorar tú. Mírate en el espejo y acepta lo que no te gusta de ti. Te ayudará a sanar relaciones y relajarte.

Nadie es perfecto, no juzgues aceptate a ti y  a los demás como son. Cuando nos revisamos con auto critica y humildad nos resulta mas fácil tolerar a los demás y respetarlos en sus caminos de evolución.

4. Ley de la responsabilidad, empieza por ti

Cuando tomamos conciencia de nuestra capacidad creadora, como vamos viendo en las leyes anteriores, entonces entendemos que nosotros somos el centro responsable de nuestra vida y de lo que nos pasa. Esta es una maravillosa ley, ya que nos da mucho poder sobre nosotros mismos y nuestras vidas. Es volverte actor de tu propia vida no reactor.

Todo lo que me pasa es para mi aprendizaje, es lo que yo atraigo, lo que acepto o resisto. Revisa que hay en tu vida que no te gusta y toma responsabilidad, ¿como lo puedes cambiar? soltando, aceptando, trasmutando…Revisa que hay en tu vida que sí te gusta, reconócete tus méritos y que te sirva de ejemplo para otras áreas de tu vida. Aprovecha estos 12 días para tomar conciencia de algo de lo que eres responsable positivamente y reconocetelo, premiate, pon ahí tu atención para que esto se repita durante el año. Y de algo de lo que eres responsable que no te gusta y acepta con humildad, actúa para su trasformación, sana, libera…

5. Ley de conexión, la red de perlas

Todo está conectado, lo vivimos cada día, incluso lo estudiamos en la escuela en biología, todos dependemos de todos, las especies, la naturaleza, el oxigeno, las plantas…Lo vemos en la economía, los mercados, los países, las sociedades, la política. Lo vemos en casa, las relaciones, emociones…A veces nos perdemos en la ilusión de estar separados, pero la realidad es que estamos todos conectados y TODOS SOMOS UNO. Observa tu cuerpo un organismo perfecto donde todos los órganos son interdependientes.

Experimentalo, haz una sencilla meditación, en la que imagines como tú te disuelves en una energía, en una corriente de átomos que no esta separado del entorno. Todos somos partículas interconectadas moviéndose y la materia es ilusoria. Cuando te fundes así en la meditación, experimentas como no hay limites, ni principio, ni fin. Cuando te sientas solo, abatido incomprendido, haz esta meditación y siéntete parte del todo, recargate. Cuando estés feliz hazla y expande esa buena energía para los demás. Tú eres el todo, cuando tomas conciencia te resultara mas fácil saber que el Universo y todos sus recursos están disponibles para ti.

cobweb-1576323_960_720

6. Ley de desarrollo, no puedes bañarte dos veces en el mismo río

Todo es continuo, una cosa, un acontecimiento, va seguido de la otra, nada está asilado. Observa las secuencias en ti, en tu vida, los ritmos, los flujos en la naturaleza, en nuestro cuerpo…Planea, organiza. A los niños les enseñamos rutinas para que consoliden hábitos. Esto les da seguridad, les da un marco de acción. ¿Qué quieres? ¿como conseguirlo? Hazte un plan de desarrollo, con los pasos a seguir, las pequeñas metas y etapas a cumplir para llegar a tu objetivo. Todo esta relacionado, proyecta al universo, acepta, actúa, aprende avanza y sobre todo disfruta.

Elige un sueño, y desglosalo en 12 pasos, 12 etapas, tendiendo en cuenta las leyes del karma. Crea tu plan de desarrollo que te permita alcanzar tu  sueño. Tú eres dueño de tu destino.

7. Ley de focalización, paso a paso, con constancia

Es importante no de desanimarse y estar enfocado. Cuando ves las etapas y los pasos a seguir hay que realizarlos, llevar a cabo las cosas por un tiempo continuado requiere enfoque y fuerza de voluntad. Encuentra el punto de motivación dentro de tu corazón, que impulse a tu mente cuando se agobia, se desanima, vuelve a enfocarla. Los budistas dicen no se puede pensar en dos cosas a la vez, aprende a elegir tus pensamientos. Pon voluntad para cuando estés desenfocado recordar enfocarte. Ponlo en practica estos 12 días para que se vuelva un hábito saludable. Cada vez que estés en un pensamiento negativo, sueltalo, aceptalo con humildad, es natural somos humanos, no lo resistas, solo déjalo ir. Y enfocate en un pensamiento positivo, pon tu intención, tu energía y busca como materializarlo. Si quieres estar alegre, ríe, busca una película, libro, chiste encuentro con alguien divertido, haz que tus pensamientos se vuelvan realidad.

8. Ley de la generosidad, dar y recibir

Manten el equilibrio en tu vida al dar y recibir. Da sin esperar, se amable, se amoroso, se compasivo, se generoso, solidario. Entiende que todos somos uno y que lo que haces a los demás te lo haces a ti. Cultiva las bellas cualidades de un corazón altruista que te lleven siempre a la mejor expresión de ti mismo y a tu evolución espiritual. Aprovecha estos 12 días para cada día ser generoso, honorable, compasivo, amable, hospitalario…haz una lista de 12 cualidades de un corazón altruista y de lo que tú crees que sería la mayor expansión de ti mismo y ponlas en acción, con los demás y contigo mismo. Recibe lo mejor de ti y de los demás, con un corazón agradecido y con humildad. Busca en cada cosa que recibas el mejor aspecto, el mayor acto de amor, al mejor cualidad de aquel que te da.

9. Ley del presente, solo el ahora existe

El pasado ya no está aquí, no existe, si vives en el pasado estancas tu energía. Revisa donde te has quedado bloqueada, suelta, deja ir. Tú ya no eres esa persona, los demás tampoco lo son, las circunstancias no son las mimas…Si no dejas ir el pasado, te apegas, y eso esta ocupando espacio en tu vida, nada nuevo puede llegar. Revisalo, acéptalo, amalo agradecelo y suéltalo. El hacer una revisión positiva de nuestro pasado nos mantiene en alegría, si lo revisamos con rechazo, con lucha estaremos tensos y agobiados. Haz la prueba, revisa el mismo acontecimiento observando lo negativo y  con lucha y observa como te sientes, ahora hazlo enfocándote en lo positivo, viendo las cosas con agradecimiento y observa ¿como te sientes?.

El pasado te trajo hasta aquí, tuvo su razón de ser. Ahora que estás aquí, ¿estas viviendo el presente? ¿como es este presente? ¿a qué futuro te llevará? El futuro se construye sobre el presente, toma conciencia. Vive tu presente de modo que te lleve al futuro que quieres, disfrutando lo que tienes ahora que es lo único que existe, no lo descuides, porque se irá…será pasado y ya no estará.

10. Ley del cambio, todo es impermanente

Enstein decía, que la locura es hacer lo mismo y esperar un resultado diferente. Todo está en continuo cambio y movimiento en el Universo, nacemos, crecemos, envejecemos..Sin embargo a veces hay situaciones, comportamientos, ciertos patrones que se repiten en nuestras vidas una y otra vez. Mientras nuestra interpretación y reacción sea la misma nos veremos repitiendo y repitiendo. Solo cuando aprendemos a no reaccionar, cuando entendemos la experiencia, el significado profundo y podemos actuar de manera diferente, el resultado será diferente.

Recuerda aquella situación en tu vida que suele repetirse, esa sensación de “jo, siempre me pasa lo mismo” y analizala, el origen, tus reacciones, el desenlace…¿qué hay que tengas que aprender? ¿por qué crees que te sucede? ¿cómo podrías tomártelo de manera diferente? ¿de que otra forma podrías actuar con respecto a ello?

11. Ley de la paciencia, siembra, cultiva y cosecha

Siempre que nos dedicamos y cuidamos algo, obtenemos frutos, no puedes plantar una tomatera hoy y recoger tomates mañana. Necesitas dedicarle el tiempo apropiado para poder cosechar. Tenemos que aprender a dedicar el tiempo necesario con paciencia, amor e ilusión. Recuerda aquellos proyectos que no florecieron, aquellos objetivos que nunca llegaron ¿los cultivaste el tiempo necesario? ¿les dedicaste tiempo, amor, ilusión? ¿los nutriste? Saber reflexionar y evaluar nuestro comportamiento y nuestra historia para poder aprender y evolucionar es muy valioso, requiere paciencia y el tiempo. Hazlo cultivate a ti mismo, date tiempo. Muchas veces nuestros planes no se cumplen por no saber dedicarles el tiempo y la paciencia necesarios. Comprate una planta y dedícate a ella, como si fuera tu proyecto te servirá para practicar paciencia y dedicación.

african-daisy-3413_640.jpg

12. Ley de la inspiración e intención

El amor con el que hacemos las cosas cuenta. La intención, la energía y el esfuerzo importa a la hora de obtener resultados. Esto es el valor del libre albedrío, la manera en que se manifiesta la realidad, está sujeta a muchas leyes. El Budismo nos comparte estas 12 con claridad. Ellos observan una relación directa entre la calidad de nuestras acciones y la calidad de los resultados. Por supuesto que cometemos errores, nos equivocamos, estamos aprendiendo y experimentando cada día y en cada encarnación. Pero a mejor intención y mayor esfuerzo, mayor impacto no solo en lo que nos acontece a nosotros, si no en el TODO, ya que TODOS SOMOS UNO.

Elije aquello que amas y ponle intención, esfuerzo, paciencia, dedicación, organizalo en tu plan de desarrollo, actúa y conseguirás maravillosos resultados. Las personas exitosas, se dedican a crear sus sueños. Las personan ilustres que han sido importantes para la humanidad entendían esta ley se sentían inspirados por eso que amaban y actuaban poniendo su mayor esfuerzo en conseguirlo.

Disfruta tus primeros 12 días del año, vívelos como si de ellos dependiera lo que vendrá, utiliza las leyes como herramienta para diseñar tu realidad y evolucionar.
Rebeca Lacasa