Sobre Mi

Desde niña he tenido la sensación de vivir entre dos mundos. Este mundo físico que podemos ver y tocar y un mundo mas allá.
Un mundo sutil que se percibe, se siente pero no se toca.

A lo largo de la vida fueron apareciendo en mi camino situaciones y personas que me hacían saber, cada vez con mas certeza, que ese mundo sutil es muy real.

En mi adolescencia empezó mi gran despertar sensorial y espiritual cuando mi sensibilidad podía captar claramente aquel mundo de colores, energías, sensaciones y belleza.
Luego me fueron llegando hermosos y apreciados maestros que me fueron enseñando como utilizar esta hermosa sensibilidad.

Una de las lecciones mas valiosas que aprendí es que tener desarrolladas ciertas capacidades no es tan importante, si no que el refinamiento de las virtudes mediante la dedicación, disciplina y consciencia es más importante para poder hacer algo positivo con esa capacidad, esa sensibilidad.

Al empezar tan joven, solo tenía 15 años cuando mi “consulta” empezó a funcionar he recorrido un largo camino de técnicas, cursos, maestros, situaciones y muchos consultantes de todas las situaciones sociales, nacionalidades e incluso idiomas han pasado por mis sesiones. A todos ellos solo puedo dar las gracias con el corazón lleno de amor.
521924_10150939040232921_577300648_n3

Con cada una de las personas que pasan por mis consultas, mis círculos y mis talleres sigo aprendiendo.
Cada día, busco continuar em el refinamiento de Las Grandes Virtudes amor, humildad, paciencia, silencio, inocencia, sabiduría, respeto, determinación, dedicación, perdón y compasión. Ellas son los pilares de mi evolución espiritual y mi guía en este hermoso camino de la vida.

De entre todas las técnicas que he aprendido, algunas son mis preferidas y hoy por hoy son las que ofrezco en mis sesiones. Con muchas de ellas he crecido como si hubiesen sido compañeras de juegos desde mi infancia. Otras han llegado a mi como las olas que trae la marea a la orilla, vienen y se van, mientras que algunas llegaron con el viento para quedarse. Mis propias técnicas y métodos empiezan a desarrollarse, mi granito de arena que con amor quiero aportar.

Con todo mi amor os da la bienvenida mi corazón.

Rebeca Lacasa
Rem Lam Man